La madre que quiero ser

Hoy, por primera vez, desde que estoy embarazada, tuvimos una pelea con Gustavo en torno a la educación de nuestros hijos.

 

No quiero hondar en detalles, temo no ser justa con el relato. Solo diré que empezamos hablando sobre el diseño y el tamaño de los cuartos que –dios mediante- construiremos en lo que hoy es la terraza, y terminamos discutiendo sobre los símbolos de poder y la manera de ejercer la autoridad con nuestros hijos.

 

De la discusión solo me quedó claro dos cosas:

 

Gustavo quiere ser el padre “mano dura”

Y yo quiero ser la madre permisiva.

 

Cualquier semejanza con mi familia de origen NO es mera coincidencia.

 

 

 

(Si me equivoco, el blog permite el derecho a  réplica)

3 respuestas a La madre que quiero ser

  1. Daniela dice:

    A no desesperar…esta sera solo la primera de las tantas conversaciones que tendran…aun cuando tengas a Cositita entre tus brazos, de como quieren criarla. Pero las cosas se van dando y esta bien que tengan el equilibrio. Siempre es necesario que uno sea mas fuerte y otro mas permisivo…y en el camino te daras cuenta que los roles se intercambian…y esta bueno eso porque tus hijos pueden conocer tus debilidades y fortalezas.
    Mi madre es una santa que ha hecho culto de una paciencia increible…pero se ve que no me heredo ese gen a mi jajajaja! Igual a como viene los chicos ahora…soy bastaaaante tolerante. Ayer mi hija de 7 años me planteo que para que trabajo tanto si igual “Cristina” siempre iba a hacer que las plata me alcanzara menos jajaja Yo a esa edad miraba el Chavo y la Pantera rosa y esta me discute politica!

  2. Pablo dice:

    Nada de lo que uno planifica termina siendo lo que finalmente se aplica llegado el momento. No hay reglas fijas por más estricto que uno sea, o pretenda ser. Gustavo: nos vamos a pelear, la mano dura para los delicuentes pero no para los hijos. Tampoco, querida Jessi, la permisividad absoluta es sinónimo de buena crianza. Digamos que el punto medio, es lo preferible, aunque cueste (y mucho) llevarlo a la práctica.

  3. SOLEDAD dice:

    NO SE SI SOY UNA GRAN MADRE, SOLO SE QUE DARIA MI VIDA POR MIS HIJOS. SIN EMBARGO, A VECES PIERDO LA PACIENCIA PERO CREO QUE DE ESO SE TRATAPORQUE NO NOS ENSEÑAN A SER PADRES SOLO SOMOS COMO PODEMOS EN RELACIONCON NUESTRAS HISTORIAS DE VIDA. CUESTA EDUCAR A LOS HIJOS PORQUE CADA UNO FUIMOS CRIADOS DE UNA FORMA DISTINTA Y NADIE GARANTIZA QUE FUE LA MEJOR SOLO FUE LO QUE RECIBIMOS Y SIEMPRE PRETENDEMOS DAR MAS DE LO QUE NOSOTROS RECIBIMOS Y DAMOS LO QUE NOS UBIERA GUSTADO QUE NOS DEN. QUE DIFICIL SER PADRES HOY!
    NIKI ES TAN DIFICIL TIENE UN CARACTER HORRIBLE, MUCHAS VECES ME SIENTO IMPOTENTE ANTE ESA FORMA DE SER, NO SE COMO ACTUAR, COMO HABLARLE, HASTA QUE REGALARLE PARA SU CUMPLEAÑOS ES UN TEMA…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: