Marco Dixit III

Gustavo me sacudía la panza…

 

-Abel…  Abeliiiiiito… despertate. ¡A nadar! ¡Vamos!

 

Marco, que lo veía de lejos, se acercó enojado.

 

-¿Qué hacés? ¿Vos no lo querés al bebé?

 

-Cómo no lo voy a  querer si soy el papá.

 

(Levantándole el dedo índice) Yo también lo quiero y soy el primo. Y lo cuido, así que hacele despacito…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: