Ventajas VIII

En viaje hacia Cariló

-¿Podemos parar en una estaciòn de servicio, mi amor?

-¿Tenes ganas de ir al baño?

-No.

-¿Hambre?

-No.

-¿Entonces?

-¿Podemos o no?

.

Mas tarde…

-¿Tenias un antojo, cosis?. ¿por que no me dijiste?

.

Mas, mas tarde…

-¡¡¡Al fin!!!

-¿Qué paso?

-Que se movió Abel. No se habia movido en todo el viaje,

-¿Para eso el chocolate? ¿Para que se mueva?

-Si.

-Que madraza que sos.

-¿Viste?

-Aunque tampoco fue tan sacrificado… ¡De paso te clavaste un toblerone!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: