Padre orgulloso, marido egocéntrico

Últimamente, Gustavo trabaja de noche. A veces lo espero despierto. A veces me despierto cuando llega. Anteanoche no. Al  mediodía siguiente, al levantarse me dijo:

-¿Cómo esta mi hijo, Cosis?

-Bien. Tranqui.

-No sabés el festín que se hizo anoche cuando llegué.

-¿Sí?

-Impresionante. Pegaba saltos dentro de tu panza.

-Sí, tuvo un día particularmente movedizo.

-No, no… No sabés… Nunca lo viste así. Yo le ponía la mano en la panza y me contestaba… Cada golpe me pegó.

-¿Tanto?

-Im-pre-sio-nan-te.

-Waw

-Para mi que expresa tu estado de ánimo… Vos estarías feliz porque llegué a casa y él lo expresa así.

Una respuesta a Padre orgulloso, marido egocéntrico

  1. Ana dice:

    hombre optimista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: