Rarezas

Estaba acomodando la ropa del bebe en su cómoda. Separaba por talle. En ese preciso instante, además, pensaba en que podía usar el techo de la cómoda de cambiador, y de pronto, me dio un escalofrío. Por una milésima de segundos me di cuenta de que Abel iba  a existir.

 

Claro que lo sé, claro que lo siento, claro que creo que la vida empieza en la concepción y no en el nacimiento…

 

Pero nunca, hasta ahora, había tenido conciencia tan clara de lo que está por suceder.

 

En ese instante, Abel no fue una ilusión, ni un amor, ni Cositito, ni lo mejor que me pasó en la vida. Fue un pedazo de carne con patas y pelos.

 

Como cuando uno sueña con sensación de realidad.

 

Me pareció que estaba ahí.

 

Fue raro.

 

Mi papá dice que los fotógrafos (el lo fue) nunca, bajo ningún punto de vista,  deben mostrar  las fotos que le salieron mal. Podría hacer una analogía y pensar que los escritores no deberíamos describir lo que no sabemos cómo.  Pero no quería dejar de documentar este momento, aunque no pueda hacerlo mejor. Lo siento.

7 respuestas a Rarezas

  1. Dani dice:

    Como que no podias hacerlo mejor? Rara vez me llegaron los sentimientos tan bien expresados como cuando hablas de tu bebe!
    Ademas te cuento que ahora antes de escritora…sos MAMA y eso cambia todo. Porque cuando hables de tu hijo se te van a olvidar los puntos, las comas, la sintaxis y la coherencia..pero sobre todo la imparcialidad.
    Abel esta muy cerca de llegar, y es logico que empieces a verlo como una vida mas real, como “alguien” concreto que ocupara una lugar, que necesitara su especio, que tendria cara, cuerpo y como dices patas y pelos.
    Es parte del aprendizaje!

    Que lindo lo de acomodar su ropita!!! tiene mucha?

  2. S-inter dice:

    Ay Jessi, a pesar de que creas que no se entendió, yo lo entendí. Ya no será lo imaginado (imaginado por 9 meses!!!!) sino un ser real, con piel y tacto, con llantos y risitas, ocupando un espacio que hasta ahora se acopla al tuyo… pero que luego será el espacio de otra persona más… guuuauuu, que fuerte y que bueno!!!
    Un abrazo!
    Sandru

  3. ariel dice:

    Jessi… los nueve meses ni por poco te acercan al sentido de realidad del nacimiento. Eso es fuera de todo poder de imaginacion. Cuando Rome nació y acompañe a la partera hasta otro cuarto donde le hacen las primeras revisaciones. En un momento, cuando ella terminó, me dijo toma… y me lo dio en brazos y ahi… ahi mismo me dije. Tengo un hijo… nunca jamas me voy a separar de él.

  4. Ana dice:

    Y sin embargo lo describís tan claramente…

  5. Sissi dice:

    qué lindo Jessi!! Me encantó!! Se me puso la piel de gallina y se me escaparon unas lágrimas. Besote

  6. Enjabonada dice:

    Gracias! Siempre vienen bien los consejos y las tiradas de onda. Conocí tu blog hace unos días, y ya me lo leí todo. Te deseo mucha mucha suerte, y vas a ser terrible mamá!.

  7. Corin dice:

    Evidentemente me perdí de algo. ¿En qué capítulo Cositito pasó a ser un pedazo de carne con patas y pelo? Agradezco desde ya cualquier tipo de orientación.
    Corín.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: