De pronto

De pronto… tengo miedo. O no tan depronto. Pero este es un miedo nuevo y reciente y vivo, que me está haciendo llorar. En quince días más,  nacerá mi hijo varón. ¡Mi hijo varón! Me cuesta entenderlo. El viernes pasado, mi tía Vicky, médica ella y madre de cinco hijos, me explicaba que cuando el útero se vacía le mandaba una alerta a la hormona que segrega la leche para que empiece a producirla. Gustavo y yo nos mirábamos perplejos, y uno de los dos comentó en voz alta la consabida frase “la naturaleza es sabia”. Hoy siento que con esa hormona segregando mi leche no hago nada… que si la naturaleza fuera tan sabia debería también mandarle una alerta a la parte del cerebro que activa el gen de “buen cuidado”.  Tengo miedo de que mi bebé se me caiga de las manos, de que se  me resbale, de olvidarme de  esterilizarle el chupete,  de no mirar la fecha de vencimiento del Danonino… en fin, de que un descuido mío le haga mal. Será porque siempre me dijeron que era descuidada. Será porque soy descuidada.  Será porque mis amigas  me dicen que van a regalarle un “lo-jack” para rastraerlo por satélite cuando lo deje olvidado… por ahí.

¿Podré cambiar ahora? ¿Podré cambiar para él?

Recuerdo un diálogo  maravilloso de la maravillosa película Misión Imposible.  Jack Nicholson le dice a Helen Hunt: “Tu haces que yo quiera ser mejor persona”

Yo no podría expresarlo mejor.

Mi hijo hace que yo quiera ser mejor persona. Y en este momento, a punto de tener una criatura que dependerá íntegramente de mí en mis brazos, ser mejor persona sólo puede significar una cosa: convertirme en una mujer cuidadosa.  De pronto.

10 respuestas a De pronto

  1. Ana dice:

    No sé en las cosas prácticas, no sé… Pero vos sos de las amigas más sensibles, atentas y cuidadosas que tuve en mi vida. Yo creo que Abel tiene muchísima suerte con la madre que le tocó.
    Te quiero.
    Ana

  2. Ana dice:

    Otro comentario, porque me quedé pensando: los descuidos realmente graves de un padre a un hijo son otros… y esos, vos no los vas a tener. Cómo cuidarlo para que no se rompa de afuera ya sabés, por suerte también sabés cuidar a las personas para que no se rompan de adentro.
    Otro te quiero.
    La misma Ana.

  3. Evangelina dice:

    Jessi: hace mucho que no te escribo por acá, pero veo todas tus fotos en el FB!!!
    Yo creo que cuando nazca Abel, vas a sacar (de no sé dónde)todo lo que necesites para no olvidarlo, para cuidarlo y para protegerlo…
    Supongo que en algún momento debe aflorar el instinto materno…
    A mí por ejemplo (que siempre rechacé la idea de ser madre) me está picando el bichito… y practico todo lo que puedo con mi sobrina.
    Mi mamá siempre me dije que yo no llegué con un manual de instrucciones y que ella no hizo un curso de “como ser madre y no morir en el intento”, sin embargo hizo lo mejor por mí y gracias a ella (y a mi papá tb, obvio) hoy soy quien soy!!!

    Ah!!! cuando nazca Abel, decile a Gustavo que venga corriendo a contarnos, porque todos vamos a estar pendientes!!!!

    BEsos a los tres!

  4. ROMINA dice:

    Hola Jesi entre a tu blog de casualidad ayer y me lo lei casi todo, me diverti mucho. Te cuento que soy mamá de una nena de 3 años y otra en camino para mayo/9. Y todas pasamosx ese miedo cuando esta tan cerca el momento. Seguro vas a ser una gran madre,y vas a esatr tan pendiente de Abel porque eso sale de una desde el interior de nuestro ser,confia en vos.

    Besos
    Romina

  5. Ally dice:

    Jessi, no sos descuidada!!!
    Y no le va a pasar nada a Abel porque en un momento te olvides de lavarle el chupete!
    Vas a ser buena madre y se va a sentir protegido por ustedes que es lo importante.
    Tampoco se te va a caer de las manos.
    Un amigo que tiene dos hijas le aconsejo a mi hermana cuando fue mamá primeriza: vos tranquila que son más resistentes de lo que parecen.
    No tengas miedo, relajate que vas a ser muy buena madre.

  6. Corin dice:

    Jessi, no sos despistada: Mi parte favorita de la peli es cuando Jack Nicholson se descuelga del techo para que no lo alcancen los rayos laser. Ah y Tom Cruise se merecía el Oscar por Mejor Imposible, lástima que se lo dieron a Nicholson.

  7. Maria dice:

    Jessi

    Todos los miedos son normales, y todos tuvimos el miedo de no poder, no saber o no darse cuenta de algo.
    Pero de algún lado magico, nace la intuición y por sobre todas las cosas, cuando uno hace las cosas con amor, no hay posibilidades de hacer daño.
    Quedate tranquila que a Abel le va a sobrar amor y eso es lo mas importante.
    Para que te quedes tranquila Martina se cayo del cochecito ( al padre obvio, jaja) y para ella es el mejor papa del mundo.
    Besos

  8. jessivalls dice:

    Corin
    jajaja, gracias por marcarme el error. Ahora estoy en la disyuntiva… Lo corrijo? perdería sentido tu mensaje y está mas bueno que el post… Ma si, lo dejo!

    Al resto, gracias por la calidez. Hoy ya estoy mejor.

    Besos.

  9. S-inter dice:

    Sì, me hiciste dudar con lo de la peli, era “mejor imposible”, no? Que buena esa escena. Creo que un hijo es una de las razones que nos hacen intentar ser mejores personas!!!
    Tranqui con la maternidad, creo que uno se va “haciendo”, nadie nace sabiendo!!!!
    Un abrazote! Siempre un gusto leerte!!!
    Sandru

  10. jessivalls dice:

    Sandra:
    Sí, es Mejor Imposible. Pero buen… El error pareció un gag porque justo hablaba de distracción, pero fue involuntario.

    Besos y gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: