Proyeccion III

De pronto, Gustavo reflexionó en voz alta:

-¡Voy a ser papá!

-Ahhhh. ¡Caíste!

-¿Lo sabré educar? ¿Podré darle todo lo que necesita?

-Ah, no sé, querido… a mi dejame con mis miedo básico y llano de no saber si se me va a resbalar… Los miedos existenciales los dejo para cuando empiece el jardín y tenga tiempo libre para preocuparme.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: