Amen

-Dios por favor te pedimos que Cositita esté bien, que  nazca bien…

-Que nazca – interrumpo.

-Eso es obvio.

-Bueno, yo lo aclaro…Y que sea nena .

-No, eso no, Dios.

-¿Por qué no? ¿No querés que sea nena?

-Sí, pero no me parece pedir eso. Estamos pidiendo que sea sano.

-Podemos pedir las dos cosas.

-Yo prefiero no abusar.

-Dios no pone límites.  Es como tener la lámpara de Aladino y pedirle un  deseo en vez de tres.

-Dios, no la escuches.  Como te decía, te pedimos que Cositita nazca sano…

-Sí, por favor, que no tenga que ir a Neo, que de la sala de parto, me lo traigan a  la habitación. Y que pueda darle la teta.

-¡Jessica!

-¿Qué tiene?

-Si tiene que ir a Neo por su bien, que vaya…

-Mejor que no vaya!

-Pero si tiene que ir, Dios sabe por qué hace las cosas. Y lo de la teta es una estupidez. Dios está para cosas importantes.

-Para mí es importante darle la teta.

-Bueno, después rezá sola y pedile lo que quieras; ahora tenemos que estar de acuerdo los dos.

-No vale. Si rezamos juntos hay mas posibilidades de que se cumpla!

-¿Podemos no discutir adelante de Dios?

-Okey, pedí vos entonces.

-Dios, por favor, te pedimos que  el embarazo siga bien , que Cositito nazca bien, que nazca- me complace- que tenga una vida plena, y que sea sano y  feliz como Abel.  Y por Abel, claro, que siga siempre bien. Padre nuestros que estas en el cielo…

– Esperá. Por Marco y Ulises (mis sobrinos) puedo pedir?

-Dale.

-Dios te pedimos por Ulises para que siga mejorando y se ponga sano y fuerte, para que Marco tenga un buen año escolar, mejore sus problemas de conducta, tenga amigos  y sea un chico feliz; por Tamara (la sobrina de Gus) para que también tenga un buen año y sea feliz. Por mi hermana para que consiga novio. Por tu hermana para que… etc. etc… y por último, por nuestros padres que estén sanos y bien.  Bueno, y también te pedimos para que consiga un buen trabajo, que gane XX por mes, que salgan mis proyectos como autora, que Gus consiga buenos casos,  que pronto podamos comprar la casa que queremos, que… que…Ah, que mañana no falte Lorgia que tengo que salir…  Ahora sí. Padre Nuestro que estás en el cielo…

-Santificado sea tu nombre  – se acopla- venga a nosotros tu reino…

Despues, nos peleamos un poco mas porque yo rezo la versión nueva del Padre Nuestro (la que tiene ofensas en vez de deudas…) y él sigue con la vieja.

-Y no nos dejes caer en la tentación. Amén – terminamos

-Dios te salve María -pretendo seguir,

-Esperá. Con todo lo que pediste, prentendés arreglar a Dios con un solo Padre Nuestro? Al menos, recemos tres.

Y así es casi todos los días… Amén.

3 respuestas a Amen

  1. Ana dice:

    jajaja!! Ya que estás, pedí por la mía también!! Total viene al por mayor…😉

  2. Veringuiis dice:

    Jajaja lo que me rei, es increible que puedan tener esos dialogos y que te los acuerdes!
    Yo tambien voy a pedir por cositita para que nazca sanito🙂

  3. Melania dice:

    jajaj! Muy bueno!! Queremos que sepas, que aunque no los conocemos personalmente, junto a mi marido pedimos a Dios por vos, tu familia y el embarazo… Soy tu fiel seguidora de blog!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: